Construcción: 3 mil empleos derrumbados y 2 mil al borde

Crisis. Diez entidades del sector lanzaron ayer un Foro, alertando sobre la caída de la actividad y pidiendo intervención al Estado. Temen que la pérdida de empleos llegue a 5 mil este año.Por la baja en el nivel de actividad general de la economía, la caída en la obra pública, la crisis de infraestructura de servicios en Córdoba y graves demoras derivadas de la burocracia estatal el sector de la construcción registra una caída “muy preocupante”. Eso aseguraron ayer en conjunto sus principales actores, al momento de presentar en sociedad el nuevo Foro de la Construcción Privada, una entidad integrada por las 10 cámaras y colegios con mayor nexo a esa industria (desarrollistas, obreros, ingenieros, arquitectos, escribanos, metalúrgicos, ferreteros, etc.).

Para graficar la magnitud del parate, el Foro aseguró que desde octubre a la fecha suman 3 mil los empleos perdidos en el sector, y estima que “de seguir en igual situación”, en lo que queda del año otros 2 mil serán destruidos.

“Hace dos años que la obra pública importante se frenó en Córdoba, y el empleo viene sostenido en mayor medida por el sector privado. En 2013 se terminaron dos obras grandes de la Provincia: la usina de Pilar y un gasoducto en Deán Funes, y con eso cayeron 1.400 puestos. Desde octubre suman 3 mil los empleos perdidos, y calculamos que otros 2 mil pueden destruirse si todo sigue igual”, aseguró Néstor Chavarría, secretario general Uocra (gremio de los obreros) en Córdoba.

Según dijo, los puestos perdidos son en blanco, calificados y no calificados. A ellos hay que sumar otra cuota importante de “informales”. “La crisis se agrava porque junto a los despidos también se precariza el trabajo de quien sigue ocupado. Además, el sector construcción es al que migran desempleados de la industria metalmecánica”, dijo Chavarría ante la consulta de este diario. El promedio salarial entre los despedidos de menor categoría oscila entre 5 mil y 6 mil pesos.

A los fines de detener esta sangría, la obra que concentra la mayor expectativa de Uocra es el inicio del plan de 1.753 viviendas que se planea en el marco del programa nacional de créditos Procrear, en la zona de barrio Liceo. Este emprendimiento “llave en mano” que deben ejecutar varias constructoras viene demorado, a la espera de permisos municipales, déficits de infraestructura y señales claras de la Nación en la remisión de fondos. “Si se largara en pleno generaría 2 mil empleos este año”, augura Chavarría.

Pelear la crisis. Los integrantes del Foro coincidieron en que su meta central es llamar la atención de los gobiernos provincial y municipales sobre la crítica situación que atraviesa el sector y colaborar con ellos en la solución de problemas. Para eso, César Martínez, titular de la Ceduc (cámara de desarrollistas) confirmó que ya pidieron audiencias con el gobernador De la Sota y el intendente Mestre. “Entendemos la preocupación del Gobierno provincial por la crisis automotriz o en otras industrias, pero no escuchamos preocupación por nuestra actividad”, reclamó Enrique Maluf, también de Ceduc.

El colectivo quiere vigorizar en la agenda estatal la atención de varios problemas que colaboran con la crisis del sector. Los pedidos van desde la baja en la presión impositiva –que califican de excesiva y superior a otras provincias– y el lanzamiento de medidas de estímulo (como créditos hipotecarios subsidiados); hasta la planificación urbana a largo plazo, el acortamiento de los prolongados tiempos que insumen los trámites vinculados a la construcción y la mitigación de la aguda crisis de infraestructura de los servicios básicos (electricidad, cloacas y gas). Según datos del Foro, el “costo Córdoba” (incidencia impositiva sobre la actividad de construcción y venta de inmuebles) subió un 281 por ciento de 2004 a 2013, pasando de equivaler un 3% a un 15% del valor de las viviendas.

Las quejas. Burocracia. Tanto desarrollistas como colegios profesionales coincidieron en que los plazos de todos los trámites de registro y edificación de los inmuebles son demasiados extensos. Construir un edificio de 50 pisos en la ciudad lleva al menos cuatro años, contando el tiempo previo de autorización, la ejecución y la obtención del final de obra.

Servicios colapsados. La falta de infraestructura de servicios básicos es otro problema que atraviesa toda la actividad, teniendo en la provisión de gas, electricidad y cloacas los principales cuellos de botella.

Caída. Las ventas de departamentos y casas no financiados a estrenar cayeron 34,6 por ciento en el primer semestre de 2014, según el Índice del Ceduc. Reclamaron medidas de estímulo: crédito subsidiado, rebajas de presión tributaria, subsidio a alquileres, etc.

Inseguridad jurídica. El Foro se quejó de la falta de planificación a largo plazo y el cambio sorpresivo de ordenanzas. Citaron la 12.291 sancionada por el Concejo que debió ser suspendida a los dos meses por frenar las nuevas construcciones.

DÍA A DÍA

Te puede interesar?

Piden Suspender Asignación de Frecuencias de Radiodifusión.

Diputados del Frente de Todos advirtieron sobre la necesidad de un Plan Técnico Integral que ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *