CÓRDOBA : De la Sota se reúne con Estancias del Sur

El gobernador escuchará de boca de los dueños las razones del cierre. La empresa había gestionado cambios en las retribuciones.  Trabajadores creen que sería posible una salida y la imaginan como la que ocurrió en otra planta de Marfrig en Santa Fe.

 

El gobernador José Manuel de la Sota se reunirá hoy con los representantes en el país del grupo brasileño Marfrig, que la semana pasada decidió cerrar en forma definitiva el frigorífico Estancias del Sur, ubicado en Unquillo.

Más allá de valorar el gesto del mandatario provincial de convocar a los empresarios para conocer de boca propia las razones del cierre, trabajadores del frigorífico remarcan que el Gobierno provincial no desconocía la difícil situación del establecimiento.

Los directores de Marfrig que se entrevistarán con De la Sota mantuvieron en febrero (cuando la planta decidió suspender sus actividades) reuniones en los ministerios de Agricultura y de Trabajo; hasta se llegaron a Tribunales para conocer el estado del concurso preventivo de la empresa que, según advierten fuentes cercanas a la causa, no tiene grandes avances desde hace seis años. Mientras tanto, los trabajadores, sin el apoyo del sindicato, se manifestaban por ese entonces contra el cierre temporal del establecimiento.

A mediados de mayo, la empresa presentó notas ante el Ministerio de Trabajo para gestionar el pago de una parte de la garantía horaria como no remunerativa, solicitud que fue rechazada. Según sostienen, esa decisión complicó aún más la situación económica del frigorífico.

Más allá de que la coyuntura no es la mejor para el negocio de la carne, a partir de la política implementada por el Gobierno nacional, los trabajadores de Estancias del Sur dicen que la Provincia no hizo lo suficiente para el mantenimiento de la fuente laboral. Y ponen como ejemplo las negociaciones llevadas a cabo por las autoridades santafesinas con la Nación para que Marfrig reabriera en mayo su frigorífico ubicado en Hughes (Santa Fe), que, al igual que la planta cordobesa, también permanecía cerrado desde febrero.

El cierre de Marfrig implicó la indemnización de 350 empleados que aún se desempeñaban en el frigorífico.

Las cesantías se sumaron a las de 160 trabajadores indemnizados del frigorífico Carnes Huinca hace semanas. En los últimos dos meses, la industria frigorífica de la provincia perdió más de 500 empleados, el 10 por ciento de su plantilla de trabajadores, estimada ahora en 4.000 operarios.

Estancias del Sur permaneció cerrado durante seis meses con sus trabajadores suspendidos. Durante ese período percibieron la remuneración prevista en el convenio para estas situaciones: el equivalente a 70 horas quincenales.

El 22 de enero pasado, el frigorífico cerró por vacaciones durante tres semanas, con la promesa de reanudar sus actividades. Sin embargo, el 11 de febrero, la empresa comunicó la suspensión de sus trabajadores por 60 días, que se mantuvo.

Te puede interesar?

La ANMAT Prohibió una Marca de Harina porque Encontraron Caca de Ratas en la Fábrica.

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) informó que la planta “no …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.